HARDCORE 2 · Montana Colors lo vuelve a hacer.

1996.
Diez chavales buscan un spray. La misión que ronda por sus cabezas es clara: que sus nombres brillen en todas las paredes del barrio. Un bote de aerosol, 20 piernas y un destino: el tag en el sitio más alto y difícil. El bote que llevábamos encima era lamentable, lo sabíamos, era como la espuma que venden en los chinos, pero lo teníamos en nuestras manos. Era nuestro.
Pero en el barrio todo se sabe, y los ¨mayores del barrio¨, que nos vieron con esa cosa entre las manos,  nos proporcionaron una valiosa información: existía una tienda donde vendían botes de spray de verdad, botes Montana y que además vendían diferentes difusores, wtf?. Así que allí fuimos, más de una hora de caminata andando solamente para llegar y comprar un bote. Flipamos: colores más allá del típico rojo, verde, azul o negro. Y era verdad lo de los difusores, trazo fino, ancho…. no tardamos ni diez metros en probarlo. Esto era otra cosa. Era LA COSA, así conocí a un CLASSIC. Ahora el barrio era nuestro.
Más tarde, en una de nuestras visitas diarias al Hall of Fame, vimos a unos chavales de Barcelona pintando con un bote que no habíamos visto antes, como el doble de grande que nuestro Classic, y además tenían más colores. Estaban pintando con HARDCORE. Desde entonces, Hardcore se convirtió en nuestro formato estrella. Montana Colors, ¨nuestra marca¨ investigaba por nosotros.
Al Hardcore le siguió Alien, un nuevo concepto en aerosol, otra vuelta de tuerca. Más tarde vino Mtn94. Cada uno de estos se ganó  su hueco junto al Hardcore. Versátiles, elegantes y  controlables. Nuevos colores, nuevas maneras de pintar nuestro mundo.
Y ahora de nuevo Montana Colors está a punto de hacerlo. Es el HARDCORE 2.
 Y yo voy a ser el primero en probarlo en Sevilla.


 
"Since 2008" © 0034