El límite no existe. Marina Abramović.

Dejarnos sin aliento parece ser su sino.
Desde hace más de tres décadas, Marina Abramović, autodenominada "Abuela del arte de la performance", camina por su propia cuerda floja, aunque esto no sería correcto, mas bien su cuerda está bien tensa. Es a nosotros a quienes arrastra hacia el estremecimiento y el balanceo sobre una floja al borde del precipicio.
Rituales, lenguaje y gestos, diálogo consigo misma y comunicación exterior.
La comunicación del dolor extremo entre cuerpo y mente. Energías que se transforman y nos transforman a medida que visualizamos su trabajo, en el cual entramos violentamente, sin poder apartar nuestra mirada, con la tensión de la fatalidad que parece que va a pasar y así hasta el infinito, trabajo tras trabajo.
Y ya van más de tres décadas.
“El performance me ha permitido saltar a otros espacios y dimensiones”. M.Abramović.
-t.



Part one of Marina Abramovic video. Compilation of performances.


Recreación de la performance ¨Rythm 10¨(1973).
 
"Since 2008" © 0034